Contacto

Todos los contenidos de la página funcionan bajo Creative Commons

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black YouTube Icon

​​Tel: 626 63 50 75

m.a.vazquez22@gmail.com

Suscríbete al blog
Últimas entradas

May 10, 2017

Please reload

Día Mundial del Refugiado: De causas, consecuencias y empatía

20/06/2017

Dice al final de esta canción mi amigo Álvaro Fraile que "nadie debería buscar más refugio que el de un abrazo" y yo no puedo estar más de acuerdo.

Hoy, Día Mundial del Refugiado, tenemos que recordar que debiera ser prioritario luchar contra las causas que obligan a millones de personas a buscar refugio. Construir un mundo que luche contra el brutal comercio de armas (en el que España es líder mundial), contra los intereses bélicos basados en el expolio a los recursos naturales del Sur, contra el cambio climático que genera cientos de miles de desplazados huyendo de la sequía y la hambruna...

Un mundo, como digo en voz de Álvaro, en el que nadie buscase más refugio que el de un abrazo.

Mientras tanto, mientras conseguimos lo prioritario, no podemos desatender lo urgente. Lo urgentísimo. Miles de personas se hacinan en campos de refugiados esperando nada más que una cosa tan evidente como que los estados cumplan con su compromiso (cumplan con la ley y el derecho internacional). Esperando que seamos gente de palabra y les acojamos igual que nosotros fuimos acogidos hace décadas.

Yo me niego a que unos dirigentes incompetentes e insolidarios me hagan quedar como alguien que no tiene palabra. ¿Tú?

Tenemos hasta el 30 de septiembre de plazo. Toca hacer MUCHO ruido.

Mientras, esta canción que os comparto recuerda una cosa medio importante: que no son refugiados, que "refugiados" no es más que una etiqueta que además no cumplimos, que son personas, que tienen nombre, apellidos y vida, que tienen familia, aspiraciones y miedos.

No se me ocurre mejor forma de reivindicar este Día Mundial de los Refugiados que invitando a la empatía. No sé si hay otra forma de cambiar el mundo.

Seguimos. Porque no podemos parar.

Please reload